Embrace your dreams

•febrero 24, 2010 • 2 comentarios

En la vida solo existe una certeza, la que todos negamos, temiendo que un día nos alcance. Hay un final detras de cada frase, incluso de aquellas que dejamos a medias por no saber como cerrarlas. En todo momento tratamos de dividir la vida en etapas, en momentos perfectamente clasificados y, los cuales, deben de tener un significado único para recordarlos. Unos intentan vivir el momento, perdiendose los matices que solo un reloj pausado puede enseñar. Otros viven pensando en un mañana que no saben si existirá y posponiendo sentimientos que puede que no vuelvan a estar ahí.

Pero todos tratamos de llegar a satisfacer lo mismo, nuestros sueños. Al final, cuando toque clasificar los momentos o recordar lo pasado un segundo antes de desvanecernos en el tiempo, solo nos quedaran nuestros sueños. Por ello, hay que luchar, aferrarnos a ellos y no permitir que nadie y mucho menos nosotros mismos los dejemos de lado por imposibles o por fantasiosos. Hay que construirlos con la paciencia de quien sabe que aun le resta tiempo pero, a su vez, disfrutarlos con la premura y las ganas de vivir de quien no sabe si su horizonte superara el mañana.

Por eso, mientras quede aliento, mientras creamos que somos capaces de conseguir aquello que realmente queramos… Abracemos nuestros sueños, porque, sin ellos, volveremos a ser un grano de arena que vuela sin rumbo hasta que el viento, que en algun momento cesara, nos abandone sin que jamas vuelva a soplar.

Anuncios

Historias

•noviembre 8, 2009 • Dejar un comentario

Hace no mucho, en uno de esos dias en los que la lluvia hace que caminar a casa sea mas fastidioso de lo normal, me toco pararme ante un semaforo.

Me quede observando como poco a poco la oscuridad iba cerrando los pocos claros que quedaban en el cielo y la noche comenzaba a hacerse presente. Y, en medio de esa oscuridad, me di cuenta de todas las luces que habia ante mi encendidas, coches, semaforos, farolas,casas… me sorprendio que, de encontrarme solo con mis pensamientos, derrepente, me viera rodeado de gente. Por un momento, seguí todas esas luces mirando, maravillado, el efecto que causaba en ellas la lluvia.

Embobado, y con los ojos abiertos como un niño que espera un premio, pensé, que detras de cada luz de coche, detras de cada ventana, residia gente. Algo obvio, pero que , en aquel momento se me ocurrio enfocarlo de otra manera. Comence a imaginar, que mas que personas, lo que yo estaba viendo tras las luces eran historias, historias desconocidas, quizas tristes, puede que alegres, pero historias a fin de cuentas. Y por un momento, me senti afortunado, de poder estar quieto, contemplando cientos de historias transcurrir a mi alrededor en cuestión de segundos mientras yo permanecia inmovil. No se cuantas veces cambio el semaforo de color antes de que volviera a decidirme a emprender de nuevo mi vuelta a casa. Si se, en cambio, que en el largo tramo que me quedaba, volví pensando lo maravilloso que es descubrir, que entre todos, construimos una gran historia cada día.

Ahora el gran reto, es aprender a mejorar esa gran historia que entre todos compartimos…

Amistad.

•septiembre 15, 2009 • 1 comentario

La amistad no tiene medida ni la necesita, porque su sola pronunciación basta para entender de lo que uno habla.

La amistad no crece en un día, ni muere por el paso del tiempo. No existen amistades perecederas, ni traicioneras, porque simplemente, jamas fueron amistades.

La amistad no es hablar todos los dias, quedar para tomar cafes y sonreir. Tampoco es celebrar juntos las victorias, ni compartir aficiones. Ni siquiera es saber aconsejar y guiar a los compañeros que lo necesitan.

La amistad es saber estar para lo malo, llorar juntos y juntos, salir adelante. Es conocer a la otra persona y aun así, sea cuales sean sus pecados, respetarla. Es estar al pie del cañon aunque haga dias,semanas o incluso años que no sabes de la otra persona.

Tu eres la que me descubrio el significado de esta palabra hace un tiempo. Y la primera persona en la que pienso al pronunciarla.

Por nosotros. Por todo lo que nos ha tocado pasar juntos.

Second try.

•septiembre 5, 2009 • Dejar un comentario

Hoy me toca hacer un homenaje a aquellos que no somos tan fuertes. A aquellos que saben lo que es errar, los que conservan las cicatrices del pasado grabados a fuego, sabiendo que sin ser marcas visibles, se quedaran ahi para siempre.

A los que en algun momento han perdido la esperanza, a los que han estado al borde de perderse a ellos mismos y, aferrandose a lo que sea, a sus recuerdos, sus sueños, su futuro, han conseguido salir adelante y buscar el alivio de sus pecados.

A aquellos que les gustaria perderse en una ilusión, abandonar el sufrimiento del dia a dia y desaparecer. A los que creen que simplemente son una maraña de preguntas sin respuesta. A los que piensan que son trotamundos que navegan sin rumbo en una vida que no entienden.

No os deis por vencidos, siempre queda camino por recorrer, puede que no hicieramos bien, que nos odiaramos…

pero la redención siempre estara en nuestras manos.

are we only… dust in the wind?

•agosto 28, 2009 • Dejar un comentario

I close my eyes, only for a moment, and the moment’s gone
All my dreams, pass before my eyes, a curiosity
Dust in the wind, all they are is dust in the wind
Same old song, just a drop of water in an endless sea
All we do, crumbles to the ground, though we refuse to see

Dust in the wind, All we are is dust in the wind

Don’t hang on, nothing lasts forever but the earth and sky
It slips away, all your money won’t another minute buy

Dust in the wind, All we are is dust in the wind

El otro día no pude dormir, un asaltante habitual aparecio en mi cabeza.
La muerte. El final pocas veces deseado pero siempre encotrado.
De lo que huimos y nos atrapa, ese reloj que comienza a funcionar cuando nacemos y que día a día sigue gastando cuerda , sin descanso, hasta que al final no queden minutos que contar.

¿Entonces que? ¿Cielo o Infierno? ¿Soledad perpetua? ¿Eterno letargo sin sueños?
“polvo eres y en polvo te convertiras” ¿Acaso somos algo mas? ¿Nos espera algo al otro lado?

Gotas de sudor comienzan a empapar mi frente, no quiero, aun soy joven, aun estoy en la flor de la vida, pero, un segundo más se consume… y otro… la cuenta atras no cesa, no para, por mucho que piense, por mucho que indague en sus secretosm, la muerte continua acechando tras cada segundo, paciente, porque sabe que es la ganadora de este cruel juego.

Desesperado miro al techo, buscando respuestas y entonces las palabras que una vez pronunciamos me vienen a la cabeza: ” Pase lo que pase… podemos estar orgullosos, porque aunque sea por un momento, por un solo instante , luchamos con todas nuestras fuerzas por nuestros sueños , por nosotros, y eso… nada nos lo podra arrebatar”

No pude evitar sonreir y pensar… que el final sigue ahi pero que, junto a ti, no me importa que el reloj no se detenga, porque hago lo que siemrphabia soñado y, a fin de cuentas, por mucho que lo tema, si nuestro sueño fuera eterno, dejaria de ser un sueño.

•agosto 25, 2009 • Dejar un comentario

Los sueños no necesitan bandas sonoras,
ni perfectos principes azules,
ni que el mundo se mueva por nosotros.
ni que todas las lagrimas sean de amor.

Por que ¿para que soñar con la perfección de los cuentos de hadas pudiendo vivir una historia de amor?

Las espinas son las que nos ayudan a comprender el alivio de una herida cicatrizada…

Y esas mismsa cicatrices nos recuerdan por donde no queremos ir, y poco a poco , nos van a enseñando nuestro camino.

No sería quien soy sin mis cicatrices, y sin ellas, no sería capaz de sentir lo que siento.

Gracias por demostrarme que , al final, existia una redención para mi

Radio

•junio 25, 2009 • Dejar un comentario

Hay películas que entretienen, películas que nos hacen pensar, reír o incluso llorar, pero aparte de todas esas, existen películas que nos llegan al alma, películas que nos enternecen de tal forma que nos hacen ver las cosas de otra forma. Para mí, una de esas películas fue Radio. Amen de estar plagada de escenas que podríamos considerar como “típicas” o incluso que buscan la lagrima , una enseñanza muy importante subyace detrás de esta película.

La mayoría de nosotros sale al mundo a competir, a tratar de ser el mejor en algo, de poseer un haber que nos acredite como personas importantes. Pensamos y creemos que eso tiene una gran importancia y vivimos por y para ello. Nos olvidamos rápido de las pequeñas cosas del día a día, porque son fáciles, porque cualquiera es capaz de hacerlas pero, realmente, cuando se nos pregunta que valoremos a las personas, rara vez pensamos en sus medallas, en lo que hacen bien o mal, si no que en lo que realmente cuenta, en como nos ofrecen su ternura sin pedir nada a cambio. Porque, al final, no es cuestión de quien da más o menos, quien lo hace mejor ni quien peor, si no simplemente de saber salir cada día a pelear por la sonrisa de quienes más nos importan.

Eso… lo que parece tan simple y tan sencillo pero es tan dificil y tan laborioso.. es lo que tanto apreciamos y casi siempre nos olvidamos de hacer. Y a veces quienes menos creemos que nos pueden enseñar, son quienes nos hacen los mas valiosos regalos…